La docente distinguida es de Nivel Inicial y trabaja en el JINZ de Colola en Iglesia. Recibirá la distinción en el salón blanco del Ministerio de Educación de Nación.

En coincidencia con la conmemoración del Día del Maestro en homenaje al prócer sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento, se implementó un reconocimiento al trabajo, dedicación e innovación en la enseñanza el premio “Maestro Ilustre”, en el que se elige un docente por provincia. La selección la hacen los maestros de los niveles Inicial y Primario.

Este año será distinguida Elsa Raquel Varela, docente de Educación Inicial y perteneciente al Jardin de Infantes Nucleado Zonal (JINZ) de la escuela Dalmacio Vélez Sarsfield, del departamento de Iglesia.

Elsa Raquel Varela, con 22 años de trayectoria, es la “Maestra ilustre 2018”

Elsa, tiene 22 años de trayectoria y representará a la provincia el próximo martes en una ceremonia en la que se pondrá en valor el trabajo de los docentes. Con mucho orgullo cuenta que proviene de una familia trabajadora. Sus padres, ambos fallecidos, fueron Galvarino Varela, quien trabajaba en Hidráulica, era agricultor y en épocas difíciles le ayudaba cuando no tenía trabajo e Ilda Aciar, quien era artesana, de la que heredó su enseñanza y pasión por el telar: “Cuando me jubile me voy a dedicar por completo al telar, es algo que amo. Me quedó la enseñanza de mi madre, que se fue entrelazando con afecto como el tejido, unidas”. Su casa se asemejaba a un jardín de infantes ya que Elsa tiene seis hermanos, de los cuales es la penúltima. Ellos son Carlos, Juan, José, Violeta, María y Roberto.

Cursó el Jardín de Infantes y la primaria en la escuela N° 751 Provincia de Santa Cruz, ubicada en Rodeo. Luego estudió la secundaria en la escuela Agrotécnica Cornelio Saavedra de Rodeo, Iglesia, para posteriormente cursar el profesorado para el magisterio en el Colegio Superior N°1 de Rawson.

“Mi residencia fue en la escuela General  Balcarce de Santa Lucía, con mi seño Cristina Aciar, quien me enseñó y marcó pautas, recibiéndome en el año ’93. Luego en el año ’96 ingresé en una suplencia en la escuela Presidente Mitre de las Flores, en Iglesia, que duró tres meses. En el ’97 ingresé como interina en el anexo Cacique Pismanta, allí me quedé por 15 años. Lo recuerdo y llevo en mi corazón junto a todas sus familias.  En 2011,me dieron el traslado a la escuela Dalmacio Vélez Sarsfield de Colola, en Iglesia, donde sigo  hasta la actualidad”, explica Elsa.

Es inquieta y le gusta superarse: “En 2016 sumé otro cargo en la misma escuela, y tengo dos salitas de cuatro años, una a la mañana y una en la tarde. Es una escuela con una calidez humana sin igual,  familias sencillas, trabajadoras, con niños bondadosos. La comunidad toda es muy afectuosa. Dicto clases desde hace tres años”, manifiesta la maestra iglesiana.

Elsa tiene un hijo, Diego Gabriel, de 28 años, quien estudia Ciencias de la Comunicación.  También tiene un nieto llamado Marcos, de 9 años. 

“Hace tres años me casé con Álvaro Montañez, me acompaña en mi tarea diaria con mucha paciencia. Trabajo todo el día, tengo poco tiempo para la casa, pero él siempre está ahí a mi lado”, afirma la maestra.

Esta distinción, sostiene que valora su trabajo que es la suma de enseñanzas que recibió a lo largo de su vida: “Agradezco a todas las personas que de una u otra maneraaportaron sus enseñanzas a lo largo de toda mi vida, mis compañeros de tarea y ex compañeros, directivos, supervisoras entre ellas la señora Alicia Signes de Amicarelli, ya jubilada. Gracias a quienes tuvieron en sus manos la decisión de elegirme y regalarme esta caricia para mi alma. Gracias a todos, seguramente viviré muy lindos momentos compartiendo con los maestros de nuestro país”.