Por disposición del Gobierno Nacional, se creó en todas las seccionales de Anses del país una nueva repartición denominada Mesa de Trabajo en  el que recaen todos los  legajos que maneja el organismo.

Por lo general, esta diligencia demora entre 60 a 90 días pero debido a esta disposición, desde marzo 279 trámites jubilatorios de docentes se encuentran demorados porque estarían alojados en la Mesa de Trabajo aseguraron fuentes cercanas al ente que trabajan en la provincia.

Consultado sobre el atraso o demora de los tramites docentes, El Director de Asesoramiento Previsional, Raúl Romero, opinó sobre el tema: ´Son los propios docentes los que llegan a nuestra oficina para solicitar una ayuda o nuestra intermediación por la  excesiva demora que se esta visualizando en los tramites de jubilación. Ante esta circunstancia, comenzamos a trabar en conjunto junto al Ministerio de Educación para alertar sobre el tema. También, hablamos con el área de legajos de personal docentes a los efectos de cotejar información oficial´.

En cuanto al trabajo junto a Anses seccional San Juan, el funcionario expresó: ´En octubre establecimos contacto con las autoridades para corroborar cuál es el estado actual de situación y los motivos que justificaran la demora. Ellos (por ANSES) informaron que esta situación se debió a una falta de normativa que debía ser enviada por las autoridades de nivel central; pero que en el transcurso del mes ya estarían en condiciones de avanzar con los trámites. Hasta la fecha no tenemos más novedades´.

Con respecto a las acciones que va a implementar la repartición para acelerar los trámites, Romero detalló: ´Actualmente estamos evaluando el avance de los expedientes para confirmar que dicha demora sea solucionada; incluso para que los nuevos no deban esperar tanto ya que se trata de un trámite sencillo por el tipo de liquidación es el 82% del ultimo cargo que percibió el docente o incluso el 85% del cargo como investigador docente universitario´.

El funcionario expresó su preocupación por la demora: Este tema nos inquieta porque pueden generar importantes pérdidas económicas o desajustes en la economía de la familia del futuro jubilado. Solo por poner un ejemplo el caso del docente que cumpliendo todos los requisitos para jubilarse, solicita la renuncia para acogerse a los beneficios de la jubilación sabiendo que su trámite demorara 60 días. Si no se cumplen los plazos esa persona pasara todo el tiempo que demore su trámite sin cobrar sueldo ni jubilación.

Romero, prosiguió: ´Un caso que logramos constatar es el de un Docente Universitario que inicio su jubilación en el mes de Marzo2017 al que el propio ANSES le solicito  el ´Cese de Actividad´ mediante notificación enviada a su domicilio, aclarando que era condición necesaria para la pronta puesta al pago de su jubilación docente. La persona presentó lo solicitado en el mes de Abril de 2018. En virtud del Cese solicitado el docente ya no cobró más sueldo desde Abril y finalmente por presentación de distintos tipos de reclamos se logró la puesta al pago de la primera remuneración de jubilado en diciembre 2018.  Estas desinteligencias administrativas le costaron la familia estar 240 días sin tener cobertura de obra social ni ningún tipo de ingreso formal que permita costear sus gastos básicos´.

Fuente: Tiempo de San Juan